"Cuando el cuerpo y el espíritu viven en armonía y hay un equilibrio natural entre ellos, encontramos la puerta hacia la plenitud"

 
 
 
     
 
 

Almohadillas Terapéuticas

 

Nuestras almohadillas terapéuticas fundamentan sus beneficios en:
* Aromaterapia (a través de aromas)
* Termoterapia (por medio del calor o frío)

Las almohadillas terapéuticas tienen aromas:
* Aroma lavanda: calmante, relajante, antidepresivo, analgésico y antireumático.
* Aroma a azahar: mejora el insomnio, el estrés y los cólicos, es afrodisiaco.
* Aroma manzana/canela: regula funciones intestinales, aumenta la memoria, disminuye la fatiga y el estrés y estimula el apetito sexual.
* Aroma a bebé: evoca recuerdos gratifcantes de paz, frescura y serenidad.
* Aroma mezcla Karé: expectorante, antifebril, energético y analgésico.
* Aroma chamomilla: antinflamatorio, mejora el insomnio, analgésico y disminuye el cansancio.
* Aroma a tu elección: En pedidos de mayoreo.

Las almohadillas terapéuticas son fáciles de usar, brindan múltiples beneficios y son recomendadas para toda la familia.

Puede usarla caliente para:
Insomnio, Gripa, Cólicos, Cansancio, Calambres , Estrés, Artritis, Sinusitis, Dolores menstruales, Dolor de espalda, Dolores musculares, Dolores posoperatorios, Dolor de cuello, Dolores crónicos.
Se recomienda calentar la almohadilla en el horno microondas (30 segundos la pequeña y 1 minuto la grande). En caso de sobrecalentarla podría quemarse y quedar inservible.

Puede usarla fría para:
Fiebre, Pies cansados, Dolor de cabeza, Picadura de insectos, Estrés, Migraña, Golpes, Machucones, Torceduras, Hinchazón, Congestión nasal, Inflamaciones leves, Heridas leves, Quemaduras leves.
Para usarla fría, se recomienda colocar la almohadilla en la bolsa sellada (en la que viene empacada) y ponerla en el refrigerador por dos horas antes de su uso.

Cuidado y Matenimiento
Recordar que es un producto elaborado con productos naturales y estos son perecederos, el periodo de vida de la almohadilla puede ser de 10 a 12 meses, dependiendo del uso que se le dé.
Se recomienda guardar la almohadilla en una bolsa sellada en el refrigerador (como la bolsa en la que se la enviamos) para evitar que absorba los olores del refrigerador o bien en un lugar seco.
No lave la almohadilla.